Itaka Escolapios Itaka Escolapios

La energía de mi cole

Date: Friday October 22nd, 2021

Areas:
Sustainability

Edad:

  • 3-5 años

Objectives :

  • Aproximarse a todo aquello que de una forma u otra está relacionado con la energía eléctrica.
  • Comenzar a entender la importancia que la energía tiene en nuestra vida e inculcar la importancia de reducir el consumo en la medida de nuestras posibilidades.

Autor: Junta de Andalucía “KiotoEduca: Fichero de actividades de Sensibilización Ambiental y Propuestas Didácticas para el Desarrollo del Currículo”

Valoración:

(Ninguna valoración todavía)
Loading...

La energía forma parte de lo cotidiano. Cada día se utiliza energía casi sin ser muy conscientes de ello: para preparar el desayuno, en la ducha, para ir al colegio, etc. Sin embargo, al ser un elemento que está totalmente integrado en la vida cotidiana y ser de fácil acceso, no se valora su importancia para mantener la forma de vida actual. Es importante comenzar a entender que sin energía no se pueden hacer muchas de las cosas que se hacen cotidianamente, y empezar a relacionar este hecho con sus implicaciones medioambientales.

Comienza la actividad invitando a los niños y las niñas a dar un paseo por el colegio. Será como un viaje de exploración en busca de la energía. Se explora el colegio en busca de aquellos elementos que tienen que ver con la energía para tomar conciencia de la importancia que ésta tiene en la vida cotidiana. Durante el trayecto marcarán con una pequeña pegatina de color todos aquellos objetos que tengan que ver con la energía.

Una vez en el aula recordarán qué cosas se han marcado: una lámpara, un enchufe, un radiador, etc. Se comenta con el grupo de forma simplificada de dónde viene la energía eléctrica que consumimos, a fin de que el alumnado comience a concienciarse de la necesidad de reducir el consumo energético.

Para estas edades puede ser de utilidad un cuento que nos haga reflexionar sobre la importancia de ahorrar energía:

“Voltio, una bombilla con muchas luces”

Voltio es una bombilla con muchas luces, ¡es la más inteligente de todo el barrio!; y os preguntaréis, ¿por qué Voltio es tan especial? Pues bien, os contaré la historia de nuestra bombilla preferida.

Voltio era hasta hace poco una bombilla corriente que trabajaba alumbrando la sala de estar de una familia: Don Gastón, Doña Gastona y su hijo Derrochón. Todos los días, esta familia hacía trabajar muy duro a Voltio, que prácticamente se tenía que mantener encendida las 24 horas del día... ¡se dejaban la luz encendida hasta cuando no estaban en casa! Además, nunca abrían la ventana para que entrase la luz del Sol, preferían encender las luces.

Un día, Voltio, cansada de una jornada agotadora, decidió hacer algo y pensó: “Debo darles un ultimátum a esta familia de inconscientes”.

De esta manera, Voltio reunió a la familia y le dijo: “Querida familia, os explicaré todo lo que tengo que hacer cada vez que encendéis la luz para que entendáis lo duro que es mi trabajo: debo montarme en mi coche ultrarápido -el Señor Corriente- y hacer un largo viaje para traeros la luz. Debo atravesar montañas y ríos, y después volver. ¡¡¡Y todo eso en un segundo!!! Estoy cansada, creo que me voy a jubilar”.

Don Gastón, Doña Gastona y Derrochón se quedaron perplejos. ¿Qué iban a hacer ahora sin Voltio? Se quedarían sin luz para leer, para jugar, para ver la televisión... todo se quedaría a oscuras.

De repente, Derrochón tuvo una idea: “Creo que si hacemos trabajar menos a Voltio no tendrá que abandonarnos”.

Hablaron con Voltio y ésta, muy contenta, aceptó la oferta. Desde entonces, todos viven mucho mejor y la familia ha aprendido que no necesitan encender todo el rato la luz para poder hacer todas las cosas que le gustan.


Esta actividad se enmarca en la Campaña de Solidaridad 21-22